POZO A TIERRA

El mantenimiento del pozo a tierra básico sirve para recuperar la operatividad de un pozo a tierra y lograr aproximarse a un valor de resistencia en ohmiaje cercano al valor de diseño al momento de la entrega o al valor obtenido en el manteniendo practicado el año anterior.

Un Pozo a Tierra en óptimas condiciones de operatividad protege la vida de las personas y también protege la inversión en artefactos, equipos y maquinaria conduciendo las corrientes de fuga o falla hacia tierra.

Las disposiciones Municipales y de INDECI obligan a tener un Pozo a Tierra y en óptimas condiciones ajustado a las normas del Código Eléctrico Nacional.